Bueno, aquí os traigo un claro ejemplo de como no jugar al fútbol, prestarle atención porque ¡¡¡no tiene desperdicio!!!