Puede que no lo parezca pero el Striptease es todo ciencia. Han de combinarse perfectamente diferentes fuerzas como la gravitatoria, centrifuga, centrípeta y mamarea. Un pequeño desajuste en este complejo equilibrio puede suponer el desastre total. Para muestra un botón.



Obsérvese como la causa del accidente no es ni más ni menos que la desubicación de los senos de la joven, que abandonan gracilmente su situación bajo el sostén, provocando una redistribución del peso en la figura que acarreará unas fatídicas consecuencias.