Hay una canción que desde hace tiempo está pegando fuerte (¿esta expresión aún se usa?). Sus interpretes son Alfredo Pérez y Fernando Álvarez y el tema no tiene desperdicio.

Cabe resaltar que a parte de entretenernos, la canción nos brinda un amplio abanico de posibles frases con las que podremos despachar a todas aquellas chicas poco agraciadas que nos puedan asaltar durante nuestras salidas nocturnas...

¡Vale!

Para poder despotricar contra todas las mujeres que alguna vez nos han dado largas a lo largo de nuestra vida pero que, como dice la canción, aún así las queremos.



Subido a petición de Charlie.