En un mundo perfecto controlaria un robot de 50 metros,y solo habría explosiones y destruccion mientras suena el Himno de la Alegria.


Me encanta la cara de pertubado que pone Shinji.