"Everest" es un nombre muy reciente. Se le atribuyó durante el siglo XIX cuando la India era colonia británica, y Sir George Everest cartografió todo el Himalaya (muy propio que su nombre fuera para la montaña más alta). Para los nepaleses (que llevan viviendo en el Himalaya mucho más tiempo que los colonos ingleses), esta montaña se llama "Sagarmatha", que significa "La frente del Cielo". Por la parte norte, los tibetanos la llaman "Chomolungma", o "Madre del Universo". Ambos nombres son mucho más respeutosos que su apelativo occidental, que tristemente es el más conocido.

Extraido de Landscape