Hace apenas dos semanas que celebramos la entrada a este nuevo año. En todas partes la gente disfrutó de lo lindo, o al menos lo intentó, y para ello nada mejor que unos bonitos fuegos artificiales con los que comenzar el año. En este tema los ingleses esta vez arrasaron. Menudo espectáculo.